¡Estos 10 alimentos hacen crecer la barriga!

Una de las áreas del cuerpo que muchas personas quieren reducir es el abdomen, pues ahí se aloja mucha de la grasa que hace lucir desconforme frente al espejo. Pero hay otra razón, la grasa abdominal es una de las más peligrosas para la salud en general.

Un estudio publicado en Journal of the American College of Cardiology. de 2016, se suma a la evidencia preexistente de que los depósitos de grasa abdominal son los más perjudiciales y halla además que la densidad de la grasa del estómago o “grasa oculta” es tan importante como la grasa aparente.

1. Azúcares de alcohol

Es un tipo de sustituto del azúcar que se encuentra en los refrescos, chicles, galletas y caramelos sin azúcar. Ejemplos de este componente son el sorbitol, manitol, lactitol, eritritol, maltitol, entre otros. Aunque son bajos en calorías, hinchan el vientre. También tienden a provocar sensación de hambre, que conduce a atracones de comida y aumento de peso. Cualquier producto con la etiqueta “sin azúcar” es probable que contenga ese ingrediente.

2. Bebidas carbonatadas

Muchas de las bebidas dietéticas son bajas en calorías, pero se las vincula ampliamente con la obesidad, la diabetes y la grasa abdominal. Además, los investigadores consideran que estos productos ralentizan el metabolismo y estimulan al cuerpo a retener grasas.

3. Alimentos altos en sodio

Sabemos que la sal no contiene calorías, pero si te gusta salar demasiado tus comidas, puede provocar que tu cuerpo retenga líquidos en exceso. Lo que se recomienda es consumir no más de 2300 mg al día o 1500 mg si padeces de presión arterial alta, según las recomendaciones de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA).

4. Carbohidratos refinados

Nos referimos a las galletas, pan blanco y los cereales azucarados. Algunos contienen grasas trans, que provocan el aumento de la cantidad de grasa alrededor del tejido del vientre y la redistribuyen a otras partes del cuerpo, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU..

5. Alcohol

Aparte de las calorías que contiene un vaso de cerveza o una copa de vino, se ha encontrado que al consumir alcohol se aumenta el apetito y se reducen las inhibiciones, por lo tanto si eres de buen comer, trata de no tomar alcohol si quieres comer menos.

6. Comida rápida

Hamburguesas, papas fritas y demás alimentos que venden en los establecimientos de comida rápida también son una amenaza latente para que tengas grasa en el vientre. Esto se debe a ingredientes como carbohidratos refinados, azúcares y jarabe de maíz, presentes en estos alimentos.

7. Mayonesas

Sabemos que muchos las usan para preparar sánwiches o bocadillos o aderezar otros alimentos, pero este producto tiene una gran cantidad de grasas, que incluso llegan a superar el 80% del total de sus ingredientes.

8. Papas fritas

Debido a su textura genera una absorción más fácil de grasas saturadas, actuando de manera similar a una esponja; además, sus componentes químicos alteran en el cerebro el centro de regulación del peso, por lo que podrías comer 10 o 30 papas sin control.

9. Bebidas azucaradas

Un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reveló que consumir a menudo bebidas con azúcar produce grasa abdominal y estimula las células beta del páncreas para producir exceso de la hormona insulina, la cual promueve el almacenamiento de grasas y la inflamación crónica.

10. Helados

Aunque son el postre y el snack favorito, comer de este postre evitará que quemes la grasa abdominal, pues el helado contiene una gran cantidad de crema, azúcar y leche entera. Tiene unos 15 gramos en una porción de media taza. Una porción también contiene alrededor de 7 gramos de grasa y 2 gramos de proteína, por lo que es un alimento de alta densidad de energía.

Jossué Tezén
#ElPríncipeDeLosÉxitos.

 

 

 

 

 
 

.